Por Eleazar Flores

HASTA EL FINAL-. En los cierres de ayer hubo de todo en los tres frentes políticos más importantes y competitivos, imperando hasta el final promesas que los candidatos saben que no podrán cumplir, -sobre todo las pensiones cuantiosas-, pero los beneficiarios creen que sí les cumplirán.

Lo mejor de todo es que al fin nos libraremos de los rítmicos pero huecos spots de radio y tv.

Obvio que la radio y la televisión no tuvieron ni tienen culpa de esto último, al contrario estas empresas de comunicación son víctimas de esta estúpida estrategia avalada por los “genios” del INE; pero sí son culpables los “cerebros” de la comunicación política que rodean a los candidatos presidenciales, a jefe de gobierno, gobernadores, senadores, diputados federales, locales e incluso alcaldes.

Desde septiembre del año pasado, cuando se abrió el calendario electoral 2018, televisoras, radiodifusoras y audiencias de ambas nos tuvimos que recetar casi 60 millones de spots, lo que lejos de beneficiar perjudica a partidos y candidatos de todos los partidos, sobre todo por la pésima calidad de los mensajes, rítmicos y guapachosos pero huecos en contenido.

Lo que pocos analistas apuntan es que las radiodifusoras y televisoras de provincia no tienen ni la infraestructura y menos el capital abundante como amortiguar esos “tiempos del INE” por cuyos minutos de transmisión no reciben un centavo. Esos medios de provincia son también víctimas de los absurdos del INE, creyendo el organismo que son como los grandes corporativos de la CDMX.

Muchas televisoras y radiodifusoras de provincia viven de los pocos anuncios que pautan de negocios regionales, con tarifas modestas que los permiten cubrir con apuros sus gastos de operación, mantenimiento y administración. Anuncios de los gobiernos locales ni pensarlo pues las autoridades prefieren salir en medios de la capital del país, como si sus obras valieran mucho.

CIERRES-. Al margen de lo dicho por los candidatos presidenciales que podría ser “más de lo mismo”, lo que llama la atención es el elenco artístico anunciado por MORENA para animar a la clientela y fans de Andres Manuel Lopez Obrador. No confundir con chouvinismo y nacionalismo recalcitrante pero Margarita la Diosa de la Cumbia no es mexicana.

A cambio, en el carnet nacional seguro que hay muchos artistas nacionales que quisieran haber participado en el cierre del que apunta para ganar la elección pero a lo mejor se pusieron dificiles como los Tigres del Norte pero esto ya es especular. Usted dira que se mete uno en todo pero si a los artistas les pagan con nuestros impuestos pues cuando menos hay que inconformarse.

Adios opiniones partidistas por tres días.