CIUDAD DE MÉXICO.- Militantes del PRI se manifiestan afuera de la sede capitalina del partido por los malos resultados tras las elecciones del 1 de julio.

Los manifestantes demandan la renuncia del presidente priista en la Ciudad de México, Francisco Olvera y de Cuauhtémoc Gutiérrez, conocido como “el rey de la basura”; así como la renovación de la dirigencia y del Consejo Político.

“Donde quedo la ‘estructura ganadora’ de Cuauhtemoc Gutierrez. Les volvio ver la cara de guey a los dirigentes que causaron la debacle del PRI en la ciudad (sic)”, dicen algunas pancartas de los manifestantes que se encuentran entre Puente de Alvarado y Aldama en la colonia Buenavista.

El ex diputado local y líder de la organización Vida Digna, Sergio Jiménez Barrios, acusó que Gutiérrez quiere mantener su poderío en el PRI local y que los chantajeó con la designación de candidaturas a diputaciones locales plurinominales y concejales.

Jiménez Barrios señaló que para mantener el poder planean dejar como dirigente local a Mikel Arriola y posteriormente al diputado Encarnación Alfaro.

Sin embargo, los manifestantes reconocieron el trabajo de campaña a la Jefatura de Gobierno de Arriola, quien levantó al partido, de lo contrario hubiera sido “el acabose”.

Los protestantes amenazan con permanecer en el lugar y anunciaron que acudirán al Comité Ejecutivo Nacional para exigir reunirse con el presidente nacional del PRI, René Juárez Cisneros.

En las pasadas elecciones, Arriola obtuvo un tercer lugar registrando el 12.9 por ciento de los votos. Además, el partido sólo se quedó con la alcaldía de  Cuajimalpa con Adrián Rubalcaba Suárez.