CIUDAD DE MÉXICO.- Tras el intento de asesinato a un cadenero en Las Lomas, en el que murió una mujer estadounidense, dueños de bares y restaurantes de Polanco pidieron ayuda a las autoridades capitalinas, pues aseguran que son víctimas de extorsión y cobro de piso por parte de la Unión Tepito y del Cartel Jalisco Nueva Generación.

De acuerdo con el periodista Ciro Gómez Leyva, los empresarios tuvieron una reunión privada con autoridades del Gobierno de la Ciudad de México, para informarles que dichos grupos del crimen organizado los obligan a pagar derecho de piso para evitar la venta de drogas en sus establecimientos.

Las víctimas prefieren no denunciar porque temen que los grupos criminales tomen represalias en su contra.

Por este motivo, el día de ayer se desplegaron 60 elementos de la policía capitalina para vigilar el corredor comercial de Polanco.

Por su parte, el Jefe de Gobierno interino, José Ramón Amieva afirmó:

“No vamos nosotros a hacer oídos sordos ni cerrar los ojos ante una realidad que persiste en el ambiente y que queremos nosotros atender de manera directa y efectiva en el combate. Hablo de esta extorsión de las que pueden ser sujetos las personas que tienen un establecimiento mercantil; hablo precisamente de los bares, de los restaurantes, de los centros de diversos nocturnos”, precisó para el El Universal.