CIUDAD DE MÉXICO.- Un juez federal ordenó la libertad de cuatro acusados en el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, luego de que no encontró elementos probatorios para sostener un juicio en su contra.

David Calderón Blanc, juez primero de Distrito en Procesos Penales Federales de Matamoros, dictó la libertad a Marco Antonio Ríos Berber El Cuasi, Luis Alberto José Gaspar El Tongo y Martín Alejandro Macedo Barrera El Becerro, presuntos integrantes de Guerreros Unidos, así como a Honorio Antúnez Osorio El Patachín, expolicía municipal de Iguala.

Estas personas fueron los cuatro primeros detenidos, el 4 de octubre de 2014, a uno días de la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala, Guerrero. 

De los cuatro, sólo uno obtuvo la libertad inmediata, los otros tres se quedarán recluidos en el Penal Federal de Tepic Nayarit porque hay delitos contra la salud.

José Gaspar es el primer liberado del caso Iguala porque no había suficientes elementos para procesarlo por el delito de delincuencia organizada.

Cuatro años después se da este fallo, a pesar de que los cuatro eran participantes confesos, pero habrían argumentado tortura en sus detenciones a pesar de que en los expedientes no existe evidencia de estos hechos.

Ellos narraron cómo ocurrió la retención de los estudiantes, incluso en el teléfono de Ríos Berber se encontraron 60 fotografías de ejecuciones de personas torturadas y fosas clandestinas.

Además, señalaron fosas clandestinas en donde encuentran 28 cuerpos, pero ninguno de los estudiantes normalistas.