A la hora de redactar estas líneas no se sabía claramente cuál sería el destino de los invasores urbanos cobijados por una filial del Partido de la Revolución Democrática denominado “Asamblea de Barrios”. Algunos medios ya habían anticipado su expedita liberación.

La información divulgada ayer y de la cual daremos resumen en líneas por venir, está relacionada con  un “tour de force” entre el gobierno de la ciudad y el Movimiento de Regeneración Nacional, (Morena), el cual al estar constituido por expertos en el funcionamiento y el triperío del PRD; ha descobijado la trama de complicidades, alertando primero a la prensa sobre los inmuebles donde se asientan los cuarteles de este grupo y exhibiendo ante la opinión pública y publicada el entramado de la protección.Veamos.“Elementos de la  Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría capitalina detuvieron ayer a Héctor Mauricio González González, dirigente de la organización Asamblea de Barrios dedicada a la invasión de predios, terrenos y edificios de la Ciudad de México.

“Informes de la Procuraduría, a cargo de Rodolfo Ríos Garza, detallan que existen 10 averiguaciones previas en las que está involucrado.

“González González fue detenido durante un operativo de desalojo en la colonia Escandón, en la delegación Miguel Hidalgo, por la comisión del delito de despojo agravado.

“La misma acusación enfrentarán Daniel Sánchez Miranda y Lourdes Reyes Ayala, de 29 y 53 años de edad, quienes también fueron detenidos en el edificio con el número 71 de la calle Prosperidad, en la Escandón.

“Según reportes de la Procuraduría, 10 sujetos de la Asamblea de Barrios, entre ellos Héctor González, llegaron al domicilio antes mencionado y de forma violenta ingresaron al lugar y sacaron al dueño y a sus trabajadores.

“De inmediato el afectado, de quien se reservó el nombre por protección, solicitó apoyo a las autoridades policiacas, quienes minutos después lograron la detención de los tres imputados.

“Los otros siete que participaron en la invasión huyeron.

“Durante su arresto, Héctor Mauricio González se identificó con una credencial de la delegación Cuajimalpa de Morelos, con el cargo de Jefe de Unidad Departamental “A”, expedida en 2013.

“Asimismo, a los probables responsables se les decomisó 77 cohetones, 22 bombas molotov, 20 litros de diésel y 3 litros de gasolina.

“Quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de la Fiscalía Desconcentrada en Materia de Investigación en Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana (Fedapur).”

Ante la evidencia de acuerdo y trabajo simultáneo entre la AB y “Los Claudios”, un grupo de goleadores asentado en Cuajimalpa, el ex delegado Adrián Rubalcava acudió  a principios de este mes ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México a deslindarse de lo imposible ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

Así se dio a conocer:

“El diputado (Rubalcava) se reunió de manera informal con el procurador Rodolfo Ríos donde compartió su testimonio sobre el predio tomado durante años por la Asamblea en Benjamín Hill y Altata en la Colonia Condesa, inmueble al que los invasores solían llegar en un vehículo oficial de la Delegación Cuajimalpa cuando Rubalcava era Delegado.

“En el predio se hallaron gafetes delegacionales, de la actual administración y de la suya, aunque según el diputado, una de las personas que aparece fotografiada “jamás laboró” durante su mandato.

“Con respecto a su relación con Héctor González, uno de los integrantes de “Los Claudios”, Ruvalcaba dijo que lo contrató por un acuerdo político para terminar con el ambulantaje, aunque le pidió su renuncia cuando su hermano Claudio fue detenido por secuestro”.

Secuestro, despojo, narcomenudeo y muchas cosas más. Y detrás de todo, la protección del PRD.

Por eso Ricardo Monreal, quien  destapó la cloaca con una doble intención: exhibir y debilitar al partido amarillo y fortalecer su propia posición exhibiendo pecados en los cuales él ya no tiene intervención con lo cual va desmantelando, poco a poco, las redes de poder subterráneo de sus futuros opositores.

En cuanto a los orígenes de la AB, recordemos estos datos proporcionados por (WP)

“…Después del terremoto de 1985 surgieron varias organizaciones que lucharon por el derecho a la vivienda de habitantes de la ciudad de México damnificados. Una de ellas fue la Asamblea de Barrios, no la única, pero tuvo algunos rasgos interesantes. Varias de ellas integraron lo que hasta la fecha se llama Movimiento Urbano Popular.

“El proceso de autonomía, solidaridad y movilización que generó el terremoto, rebasando a las autoridades que se quedaron pasmadas ante las dimensiones de la tragedia, fue uno de los impulsos del recamo democrático que se frustró con el fraude electoral de 1988 contra Cuauhtémoc Cárdenas y el Frente Democrático Nacional”.

¿Así o más delirante?

Las denuncias de Monreal y el caso de la calle Prosperidad, transversal de Benjamín Franklin (¡Ah!, el gran pararrayos) llegan  a un  par de cuadras del edificio del Partido de la Revolución Democrática.