Por Eleazar Flores

¿AMLO O CMN?-. Hace apenas tres semanas el peje criticó a los empresarios del país calificándolos de “minoría rapaz”, con la cual hoy se reúne a puerta cerrada por motivos que se desconocen. Lo raro es que hasta los medios callan ante esta arbitrariedad.  ¿Por qué?.

¿De quién fue idea de hacer la reunión privada?, me temo que es de ya saben quién.

El cinismo del tabasqueño no tiene límite pues ayer en Hidalgo dijo a los medios que cubren su gira que a la reunión de hoy viene en son de amor y paz, sabedor de que los empresarios son personas que invierten en el país y todo lo demás. Unas semanas antes además de minoría rapaz dijo que los empresarios que lo atacaban eran los hoy beneficiados por el gobierno.

ASI NO-. Éste era el encabezado de los empresarios afiliados a distintas cámaras pero con firma de su organismo cúpula, el Consejo Coordinador Empresarial, CCE, en cuyo texto dirigido al peje le decían que no se valía atacar a quienes invierten capital, reinvierten, generan empleos y muchos argumentos más. El enojo del tabasqueño no se hizo esperar y vinieron réplicas de ambas partes.

Ahora resulta que don Andrés Manuel acude con el empresariado pero los observadores insisten en que debió ser una reunión abierta y  seguramente fue una condición impuesta por el candidato presidencial el excluir a los chicos de la prensa. No vaya a ser que a los empresarios se les impida entrar con celulares, grabadoras y demás.

Con respeto pero enérgicos, los empresarios pidieron dialogar con todos los candidatos en forma directa y respetuosa para evitar más dimes y diretes. Ayer  lo hicieron con Jaime Rodríguez, El Bronco y entrada la noche debió asistir el candidato priista José Antonio Meade. Es un hecho que por distintos medios sabremos tratos y retratos de estos encuentros, ya verá.

En este encuentro privado AMLO-CMN alguna de las partes dobló las manos y lo peor es que ambas lo negarán y de ahí será difícil sacarlos.

Apueste y ganará que al citado encuentro, -con el peje cuando menos-, estarán ausentes los empresarios que el candidato citó con nombre y apellido en aquellos días de confrontaciones, a mediados de mayo. Me refiero al dueño del grupo Carso Carlos Slim y a Germán Larrea. “Si quiere construir el aeropuerto que lo haga con su dinero”, dijo el peje de Slim.

De Germán Larrea dijo que compró al gobierno una empresa que costaba miles de millones de dólares y se la dieron a un precio casi simbólico.

Las ausencias de ambos empresarios serán más que elocuentes.